Lun a Vie: 8:00 a 18:00 | Sab: 8:00 a 13:00

Ladrillos

El ladrillo industrial, fabricado en enormes cantidades, sigue siendo un material de construcción muy versátil.

Existen tres clases: ladrillo de fachada o exteriores, cuando es importante el aspecto; el ladrillo común, hecho de arcilla de calidad inferior destinado a la construcción; y el ladrillo refractario, que resiste temperaturas muy altas y se emplea para fabricar hornos. Existen diferentes formatos de ladrillo, por lo general son de un tamaño que permita manejarlo con una mano.
Los ladrillos se clasifican en:

Ladrillos Huecos (Ventajas y Usos)
+ ladrillo para tabiques y muros no portantes.
+ anchos de 8 y 12 cm. para tabiques internos.
+ ancho de 18 cm. para muros exteriores de cierre.
+ fácil colocación.
+ medidas moduladas a 1 m.
+ gran diferencia de capacidad aislante frente a ladrillos comunes no perforados.
+ los estrictos controles de calidad optimizan la utilización de mano de obra.
+ su esmerado acabado permite la excelente adherencia de morteros y revoques.
+ gran variedad de medidas en anchos optimizan su uso.

Ladrillos Portantes (Ventajas y Usos)
+ indicado para muros portantes de alta resistencia apto para viviendas de varias plantas
+ fácil colocación
+ módulos acordes a las medidas más frecuentes
+ alta concentración de material en los bordes, para elevar el momento de inercia de la sección transversal y potenciar la resistencia del ladrillo.
+ soporta alta capacidad de carga, que permite la realización de varias plantas según el mortero utilizado.
+ muy superior en rendimiento de mano de obra, rapidez de ejecución, capacidad de carga y aislación térmica frente a ladrillos comunes y huecos tradicionales.
+ complemento de ladrillos especiales para realizar columnas y dinteles.
+ su esmerada terminación estética permite realizar muros a la vista.

Bloques para Techos (Ventajas y Usos)
+ producto utilizado para la construcción de losas en techos transitables.
+ techos que requieran gran aislación térmica y acústica.
+ fácil colocación.
+ ahorro frente a productos competitivos en igualdad de requerimientos.
+ rigurosos controles de fabricación aseguran una calidad constante.
+ la disponibilidad de varias medidas permiten la elección del producto adecuado a cada necesidad.
+ ahorro en mano de obra por uniformidad de medidas

Mostrando todos los resultados 8

MENÚ